cuidados tatuaje

¿Cuáles son los cuidados de un tatuaje?

Los cuidados de un tatuaje son tan importantes como la elección del tatuador. Que cicatrice correctamente y se mantenga la calidad del diseño depende de lo bien que lo cuidemos.

Desde nuestro tattoo studio en Madrid centro, 222 Tattoo Madrid, hemos preparado este artículo con todo lo que necesitas saber si te has tatuado o vas a hacerlo.

 

Cuidados de un tatuaje: una fase crucial

Si queremos que el buen aspecto de nuestro tattoo se mantenga en el tiempo, los cuidados posteriores a su realización son fundamentales.

Si ya te has tatuado, sabrás que hay distintas formas de hacerlo, todas ellas igual de buenas. Optar por unas u otras depende del profesional, quien te recomendará lo más adecuado para ti.

Sin embargo, es cierto que todas ellas son similares y se articulan sobre un estándar:

  • Lo primero que el/la tatuador/a hará es cubrir la zona con una película plástica que proteja la piel de bacterias, reduciendo el riesgo de infección.
  • Este vendaje hay que mantenerlo el tiempo que nos indiquen, que suele ser entre 2 y 24 horas. Esto va a depender del tamaño del tatuaje, etc.
  • Después habrá que limpiar la piel como nos hayan indicado.

 

Limpieza de la piel

Siempre que vayas a limpiar tu tatuaje, recuerda lavar tus manos primero. Si dispones de jabón antibacteriano y sin fragancia, mejor. Puedes utilizar ese mismo jabón para lavar la zona.

  1. Retira la película plástica con cuidado. Si aparecen restos de tinta en ella, no te asustes, es completamente normal. Tu tatuaje no va a desaparecer, es parte del proceso de curación.
  2. Limpia suavemente el área con el jabón que te hemos indicado y sin frotar.
  3. Seca el tatuaje a toquecitos con papel de cocina. No utilices una toalla normal de baño porque puede llenar el tatuaje de fibras y suciedad.

 

Este proceso tendrás que repetirlo las veces que te hayamos indicado en el estudio. Lo normal es que sean un par al día.

 

¡No te olvides de la hidratación!

Cuando hayas lavado y secado el tatuaje, es el turno de hidratar la piel.

  1. Aplica una capa finita de pomada para tatuajes.
  2. Evita los productos que contienen petróleo, pues obstruyen los poros.
  3. Cuando el tatuaje ya esté cicatrizado puedes cambiar esa pomada por tu crema hidratante habitual.
  4. Si tu hidratante no contiene fragancias artificiales, mejor aún. Esto no solo es beneficioso para tu tatuaje sino para toda tu piel.

 

¿Basta con limpiar e hidratar?

No, durante la primera semana o dos primeras semanas, los cuidados del tatuaje incluyen alguna recomendación adicional. 

Debes tomar algunas precauciones si quieres garantizar una buen cicatrización:

  • Evita la exposición al sol: no pasa nada si vas por la calle en manga corta, pero no tomes el sol. Los rayos UV pueden dañar los colores y la piel que se encuentra cicatrizando. Cuando esté completamente curado, utiliza protección solar.
  • Cuidado con la piscina y la playa: evita bañarte en el mar, la piscina, un jacuzzi o una bañera hasta que el tattoo se haya curado. La inmersión prolongada puede perjudicar la cicatrización pero, además, la concentración de bacterias en esos lugares puede ser mayor.
  • ¡No te rasques!: sabemos que cuando una herida se está curando, pica, pero tienes que evitar rascarte. Por supuesto, no arranques las costras, pues harás que aparezcan cicatrices y que se pierda color.
  • Viste ropa holgada: el objetivo es el mismo que el de secar el tatuaje a toquecitos. No queremos irritar la piel ni interferir en la cicatrización.

 

¿Verdad que los cuidados de un tatuaje son bastante sencillos? Como ves, no pasa nada por tatuarse en verano o en cualquier otro momento del año, lo importante es seguir siempre estos consejos. Y, por supuesto, en 222 Tattoo Madrid responderemos todas tus dudas al respecto.